20 de septiembre de 2013

Ah no te la esperabas


Olimpo puso en aprietos a un Newell's que no tuvo muchas variantes en el primer tiempo para romper un interesante cerrojo táctico en fase defensiva que propuso Pep-razzo, agregándole cosas que había hecho Velez para complicarnos, pero luego el juego imperial del equipo pudo sobreponerse y salir adelante, como se viene haciendo costumbre en el Coloso, por mas que ningún partido del futbol argentino es sencillo. Párrafo aparte para los que quieren instalar que cuando se pierde es culpa del entrenador y cuando se gana es merito exclusivo del plantel y de su jerarquía. Si usted pensó que todos habían aprendido las enseñanzas del Tata (fuerza), permítame decirle que o bien se equivocó, o bien dejaron todas esas enseñanzas en el bolsillo derecho del pantalón que guardaron en el placard de su pieza.

¿Cuales fueron basicamente las dos falencias táticas que complicaron a ñubel?

1.- La presión alta del rival. Ante la ausencia -para siempre- del vergo, se nos complica tener una salida limpia rompiendo la primera linea de presión rival, la que por cierto se adelantó 10 metros, intentando cortar los pases entre los zagueros y los laterales -error que se le achacaba a Ortiz pero que con el correr de los partidos se terminó revelando como una falencia colectiva-, liberando parcialmente a Mateo, el cual también se ve complicado para profundizar con los volantes interiores, ya que el rival achica lineas hacia adelante. Olimpo sin embargo presentó algo novedoso en este sentido, ya que Velez intentaba presionar y asfixiar a los volantes externos o a los laterales leprosos cuando estos recibían contra la línea, mientras que los bahienses rodeaban a los volantes interiores, impidiéndoles entrar en el circuito de juego. Eso obligaba a ñubel a buscar a Trezeguet que eventualmente bajaba unos metros, con la salvedad que el francés no es Scocco y suelta la pelota rápidamente en vez de intentar una gambeta como Natxo, o jugar por las bandas, quizas el punto mas flojo del equipo, ya que no se han ensayado buenos centros en estos últimos partidos y los extremos prefieren encarar hacia adentro a desbordar.

2.- En fase defensiva, hay una jugada que se hace recurrente, con el agregado de una variante que nos complicó en dos partidos consecutivos.

El principal recurso que tienen los rivales para atacarnos es jugar una bola larga a algun delantero que se ubique por izquierda a espaldas de Cáceres y juntarse eventualmente con algun volante por ese sector. A eso se le suma que esos ataques suelen ser muy rápidos para evitar el retroceso de nuestros volantes, por lo que quedan solo la linea de defensores y Mateo para cubrir, sobretodo cuando no esta Pablo Perez que tiene un ida y vuelta impresionante. Es entonces el gran pomelo quien en su afan por relevar y recuperar lo mas rápido posible se tira hacia el costado donde está la pelota, dejando descuidado el medio, de modo que si Olimpo lograba (no lo hizo muchas veces, pero en una lastimó) salir de esa presión, quedaba con los delanteros llegando lanzados de frente a la defensa, prestos para algun remate o alguna jugada combinada.

El gol

El gol de ellos repitió la jugada con la que Velez consiguió un penal para abrir el partido en el
Amarguitani. Ni bien el rival recupera la pelota gracias a alguna imprecisión o a que surtió efecto la presión alta, o ambas, se juega rápidamente la bola a algún punta a espaldas de Cáceres, que suele estar adelantado en el terreno, para luego buscar asociación con los volantes que puedan llegar, o con el otro punta que suele pivotear de espaldas al área cerca de la medialuna. Si la jugada prospera, se abre hacia el lateral derecho que también se suma, en este caso para explotar la espalda de Casco, que generalmente se cierra para evitar algún centro en la jugada anterior, siguiendo el lógico movimiento de parabrisas de la defensa.

De todos modos hay que decir que son fallas menores y hasta lógicas para un equipo con un gran funcionamiento, que no se priva de ir a presionar arriba y que suelta muchos jugadores en fase ofensiva, lo que le sirve y mucho para abrir los partidos. No hay que caer en la operación de prensa que impulsó todo el día una supuesta venta de Figueroa al exterior y la dio como hecha, por parte de los mismos que le dan el crédito absoluto a los importantes jugadores con jerarquía del plantel cuando ganamos pero que cuando perdemos resulta que la culpa es de Berti. Hasta todos los momentos (?).

8 comentarios:

Pachorra Smaldone dijo...

Muy buen análisis, es lo que intentaron hacer la mayoría de nuestros rivales. Para mi, y a riesgo de ser injusto con el Comandante Pomelo, Villalba te da mejor salida cuando el rival te rodea a nuestros volantes internos. Remember el gol a River el campeonato pasado

Pachorra Smaldone dijo...

Te agrego dos mas: dos centrales zurdos obligan a salir mas lento: López por la derecha tiene que pararla con la pierna menos hábil y jugarla de zurda (ojo con Vietto esta noche).

Ahora tenemos un 9 que cabecea (y cómo!) asi que el recurso del centro al área hay que explotarlo.

Anónimo dijo...

En el gol de Trezeguet, Figueroa hizo una pequeña variación a su filosofía. En vez de "este gol es muy fácil, mejor lo erro y listo", aplicó "...mejor se la doy a otro y listo"

Mr. ENC1102 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
PepoPepone dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
PepoPepone dijo...

Muy buen análisis. Tengo mucha curiosidad por saber cómo maneja Berti el vestuario, pero su decisión de sostener a POMELO dados sus muy buenos partidos (todos recordamos su partidazo reciente) aun a pesar de la presión de ciertos periodistas y plateístas. Me pregunto, sin embargo, si Pomelo y Mudo no podrían jugar junto a Bernardi. Villalba tiene más despliegue que P*rez y distribuye la pelota muy bine también. Sin tener la misma llegada al área contraria del hepatítico --"And it was all yellow"--, ganaríamos en sostén de los peligros que ejemplifica el post.

PepoPepone dijo...

¿Qué estará haciendo Cruzado en estos instantes? Acaso esté esperando otra tragedia en Rosario para relajarse con alegría en familia.

Anónimo dijo...

Debo disentir en algunos aspectos: Ya en el último período de Martino(tal vez por el cansancio)Newell's rifó la pelota más de la cuenta, sólo que el Tata en pleno partido insistía con seguir jugando seguro. Recordemos que los primeros partidos de Guzmán el invicto se debió a que nunca nos patearon(teníamos siempre la pelota) y no por defender bien. Actualmente cuando Heinze y companía la revolean no hay reto. Hasta los hinchas parecen fastidiarse cuando se juega para atrás y los jugadores lo hacen menos